El sistema funciona

El sistema funciona, aunque esté mal diseñado como el cuerpo humano y tenga la zona de ocio, el parque de atracciones, al lado del vertedero de residuos orgánicos. Los padres nos joden vivos: Desde los púlpitos, desde la Dirección General de vaya usted a saber… desde algún maldito consejo de administración, desde la judicatura… o desde una simple perrera de empresa, dos pisos por encima… y los hijos, ( de puta) nos envenenan la sangre mientras nos enseñan lo solidarios que son, lo preparados que están… en fin, la humanidad que hay en ellos. Y al tiempo que nos hablan de biodiversidad, de inteligencia emocional, de desarrollo sostenible… o de cómo comer equilibradamente y de los peligros de los transgénicos, nos restriegan por la cara su mierda de Greenpeace, los avatares de su último viaje por India y Nepal… colaborando con Aldeas me la chupas y Capullos sin fronteras… Mil chorradas de esas… que más y más te joden cuando ves un día tras otro a tú alrededor, a más y más gente como ellos o como tú mismo, que las está pasando realmente canutas a la par que sus majestades se beben su cervecita de media tarde en el chiringuito y engrasan la maquinaria de la desigualdad más exquisita; planeando entre aceituna y panchito… si mandan a las sabanas de África… lo que les sobra y acumula polvo en el trastero de la casa de mamá. El sistema parece que también tiene la facultad de fagocitar la razón, el sentido común, la mesura… y hasta el buen gusto. ( Aunque esto último es un poco relativo)

Nos estremecemos ante el comercio con diamantes conflictivos, nos aterra el tráfico de armas y de drogas, nos indigna la matanza de bebes foca en el ártico, nos hace hasta sollozar ver a uno de esos niñitos flacuchos y llenos de moscas… con su tripita hinchada por el hambre, es más… hay quien protesta, cuando los agricultores tiran las frutas… o los ganaderos, derraman la leche… sobre el asfalto. ( Algún día quizás encuentren una forma un poco menos necia y dolorosa de protestar) Y cada cochina noche, de cada día de la semana… en el supermercado de al lado de casa, hay colas para hacerse con lo que se tira a la basura. Ciertamente, el sistema funciona. Algunos esperan para recoger los desperdicios del centro comercial antes de que lleguen los camiones de servicio de limpieza… y otros “ desechos” aguardan pacientemente su turno frente al McDonald’s, para engullir defecaciones a la parrilla con patatas fritas. Claro que todo… es digamos, una estricta cuestión de perspectiva, y puntuales matices de color cual la pintura de Rafael, el del Renacimiento. ( No confundir con Raphael)

Anuncios

~ por angusenelespaciovacio en 22 agosto, 2010.

4 comentarios to “El sistema funciona”

  1. ¿que el sistema, que…? ¡No me lo creo! lujito leerte, siempre. abrazos!!!

  2. Silvia… como siempre, gracias…

  3. ¿eres argentino, Angus??
    Creo que todo se ha globalizado tanto que ya no importa dónde vivas…, ocurre lo mismo, la misma mier***.

    Sistema: “es un conjunto de partes o elementos organizadas y relacionadas que interactúan entre sí para lograr un objetivo.”
    …y claro que funciona !!! Lo que pasa es que los objetivos de ellos son personales!!!!
    Besos, Angus querido!!!

  4. Exacto, Anadry, exacto…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: