?

El otro día escuché una de esas expresiones populares, que si no fuera porque es sutil… sutilmente “ trágica” en su concepción, sería para echarme a reír y no parar. La soltó, con todo el desparpajo del mundo, ante una cámara de televisión, una mujer de mediana edad con buen aspecto de barrio obrero: No soy racista, decía la buena señora, pero me obligan a serlo. Me pregunté… ¿ quién la obliga?, ¿ quién la pone una pistola en el pecho para serlo?. Alguna ley injusta del Gobierno, ¡ todas!, la bendita oposición, la asociación Amigos de los maleantes, El club de la ceja, la familia, El papa de Roma… Las tenemos que ver con Burka, nos roban el trabajo, no se adaptan a nuestras costumbres… a cuales, a los toros… al hábito de gritar en los bares, a las tapas, al fútbol… a vestir con minifaldas de Zara. A que el empresario de turno les pague un sueldo de mierda, por el cual un nacional lo único que haría es acto de presencia. Sinceramente, ¿ cuántos empresarios quieren españolitos dando problemas y quejándose un día tras otro de lo poco que cobran y las muchas horas que trabajan?. ( Lo de ir a magistratura, el gran clásico, sería lo menos… o lo de más) Lo fácil es cargar contra la parte débil, ( no hablaremos de la economía sumergida) en éste país nos cagamos vivos ante los fuertes y poderosos, ( y se la chupamos a conciencia al jefe si hace falta) y sacamos el puño y el desplante, cuando no el bufido, con los menos favorecidos… como niños de papá, de papá rabioso, naturalmente.

Me gustan esos que hacen el mono en la grada de un estadio cuando un jugador de color… ¡ negro!… lleva el balón, nos demuestran lo gilipollas que son… que somos. Y lo bien que sabemos hacer el tonto, si verdaderamente nos esforzamos. Cuando el germen pútrido del “ racismo” aflora en las buenas personas… es que a lo mejor, no son tan buenas… son esas mismas buenas gentes que se ríen del que se tropieza en la calle, que aparcan el vehículo donde los minusválidos y se hacen pasar si hace falta por paralíticos, que miran al niño con retraso mental y dicen: ¡ Qué pena!… o que critican al que está gordo, a la que lleva gafas, al feo, al calvo… al de la melena. Toda clase de encantadoras y “ heterogéneas” caras blancas.

Anuncios

~ por angusenelespaciovacio en 22 junio, 2010.

6 comentarios to “?”

  1. hola,no se como será por allá,primer mundo, por aca hay gentes, que tienen 3 traajos,mas de 19 hs.por día,para mantener cierto status, a veces me pegunto:como hacen para mantenerse en pie? y la respuesta, casi irónica, es estan drogados, nada,de nuestro organismo,está preparado, biologicamente,para semejante trajín…
    y cuando alguno se queja, y yo les digo a llorar a la iglesias,me dicen si es verdad,pero que vamos hacer…agachando la cabeza,y hoy me explota a mi,por esto del mundial-vaya distracción interesante-mientras siguen haciendo “negocios por detras” pan y circo…me encanta reflexionar, en este espacio,lleno de inquietudes!
    un abrazo
    lidia-la escriba

  2. …de este lado del Atlántico pasa igual: nos quejamos que los bolivianos, paraguayos, chilenos, chinos, coreanos, etc trabajan “quitándonos el trabajo a los argentinos” , y la verdad….esos puestos lo ocupan ellos porque el argentino NO trabaja muchas horas por poca plata.
    Sí estoy en contra que el estado/gobierno les de subsidios por cada hijo,pues ese dinero proviene de los aportes que hacen los trabajadores , mientras los jubilados y pensionados cobran miseria…, ahí estoy hablando que la discriminación es al revés. He tenido que hacer trámites en el mismo lugar donde se les concede este “beneficio” , mientras a mí me han hecho llorar frente a un mostrador pidiendo cuanto papel se les ocurriera (no a los empleados, sino la legislación) para NO brindarme un derecho.
    Y no sigo, Angus porque ya estoy haciendo catarsis otra vez!!!
    Perdón…me fuí del tema…Aquí tenemos un refrán que dice: “la culpa no es del chancho, sino de quien le da de comer”.
    Beso gigante

  3. Lidia, Anadry… gracias por comentar.

  4. Nadie obliga a nada, al menos a mi no. Se trata simplemente de lavar nuestras culpas, adjudicándoselas a otros. Penoso.
    Me voy de vacaciones en busca del descanso, nos vemos a la vuelta, ok? Besos!!!

  5. Un día me descubrí que tengo prejucios por eso quizás capacidad de crítica.
    Tú no hablas de eso, lo sé.
    ¿Has vivido al lado de los gitanos? Soy racista, no los quiero ver ni en pintura.
    No, no hablo de este gitano en concreto o aquél.

    Y es que de lo comentas prefiero ni hablar algunos la solidaridad únicamente la tienen para donar sangre.

    Un saludo con guiño, Angus.

  6. Silvia, Anele… gracias por comentar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: