caSos puntuales

Después de siglos y siglos, se presupone de “ civilización” e incluso educación, después de miles y miles de años de evolución, el ser humano pareciera que no ha progresado ni lo más mínimo. Que no le da el cerebro más de sí… lo digo por algunos caSos puntuales que le dejan a uno perplejo. Por ejemplo, como se afrontó la crisis del volcán islandés de nombre impronunciable y las “ peregrinas” respuestas de la comunidad científica a los problemas… digamos, “ cotidianos”. El miedo a que los aviones cayeran a decenas, centenares… y que no me lo expliquen más, ¡¡¡ por favor!!!. ¡ Vale!, está bien. La seguridad es lo primero… y el miedo, que es libre… pero, en todo éste asunto ha habido algo de terror milenarista y medieval a lo desconocido, quizás por una mala gestión de éste aprieto telúrico o por lo mal explicado que ha sido al personal lo de éste perrete volcán con glacial incorporado. ( Que lo ha aceptado todo gentío sin rechistar… entre la ignorancia y el estupor) A veces esto parece el planeta de los simios… bueno, el “ vulgo” pasto-periodistil, los plumillas, con su cate/t-c/ismo habitual han tratado de explicarlo. ( Entre periodistas y científicos, resulta que nuestra civilización queda retratada como un gigante “ estúpido” con los pies de barro. La naturaleza se desata en su más “ ínfima” expresión, y el sistema se mediocolapsa. Somos primates sobrevalorados y demasiado bien pagados) Y no faltan los torquemadas que tratan de llevar el pánico más allá del amarillismo… al final, la noticia deja de ser noticia… la nube se disolvió de repente, sin estratosfera ni gaitas. ¿ Qué pasa el volcán se ha apagado de pronto?.

Y el causalismo nos lleva a otro lugar del orbe triste e interconectado. La mancha de petróleo frente a las costas de EE.UU. El ejemplo palpable de que en todas partes cuecen habas y que los gobiernos ante éstas catástrofes naturales no están ni preparados, o quizás sí, quien sabe… pero, que de “ clásico” pecan siempre de simples o de optimistas. ( ¿ Será cosa de los Illuminati?) Como el Caso del Prestige y los hilitos de Rajoy. Sólo que allí los pequeños “ hilitos” resultan ser de decenas y decenas de toneladas de crudo por minuto… y sólo se han decidido a actuar en serio cuando su amado Mississippi está en peligro. Uno, Mississippi… dos, Mississippi… Mientras y como siempre, han primado los intereses económicos, ( no hay que ser una lumbrera para verlo claro) ni ballenas en peligro ni Obama que valga, ni Bush que lo bombardeara el primer día todo aquello con napalm ni la madre del cordero. No es cuestión de ser alarmista tampoco… internet, la globalización de la información… lo incendia todo… Dentro de unos días una niña morderá a un pitbull y esto dejará de ser portada. ( PETA y los de Hollywood seguro que ya se están frotando las manos pensando en los pringues y “ altruistas” beneficios que van a sacar de todo éste tinglado)

Medio mundo se dedica a sobreexplotar al otro medio. El otro medio a “ favorecerse” del usufructo de tales empeños. Millones viven en la “ abundancia”… cientos de millones en la pobreza más absoluta. Algunos “ gilipollas” hacen el paripé de “ la hora del planeta”… mientras, a quinientros metros apenas, miles de personas asisten al partido de liga de ese sábado en la ciudad… cientos de watios necesarios para el desenlace de la liga más emocionante de las últimas décadas. Hay quien grita alarmado: ¡ Nos estamos cargando los ecosistemas!. Ignorante… ya nos lo hemos cargado. Los mantenemos en la UVI tan sólo. Conectados para que puedan respirar hasta que encontremos un suburbio “ Pandora” que poder destrozar a gusto. Habrá quien incluso se preocupe por lo de ese vertido de petróleo como si fuera el acabose, cuando China, India… y las otras potencias emergentes vierten libremente a la atmósfera cada día sin control y sin que nos escandalicemos… miles y miles, y miles de toneladas de gases de efecto invernadero. 

Anuncios

~ por angusenelespaciovacio en 30 abril, 2010.

5 comentarios to “caSos puntuales”

  1. Terrible!! Y tristemente real. Muy, muy, muy buena entrada Angus. Mis aplausos ¡plas, plas, plasssssssss!!!!
    Un besillo!!

  2. Silvia, como siempre, gracias… muchas gracias.

  3. Leí que en el espacio hay una cantidad de basura espacial increíble y que nadie sabe cómo sacarla de ahí para que no suponga un peligro.
    Pues yo veo eso, que “progresamos” rápidamente, inventamos cosas, pero las llevamos a cabo antes de encontrarles soluciones por si fallan. Vamos, que pensamos poco en las consecuencias.
    Y todo ello porque prevenir cuesta un dinerito, seguro.

    Un beso

    Lala

  4. Lala, gracias por comentar. Ciertamente… somos unos primates realmente estúpidos.

  5. angus,viejo seguidor, hoy cumple años el blog,que abrí solo para escribir ,para mi, y cayeron las visitas, y visitantes,entre ellos vos,y se quedaron un timpo, y huyeron, y aparecen nuevos…es como una ruleta rusa,cada cual con su carga propia de aventuras, e historias,se “enamoran fácil” de la escriba, y facil se van, a burlarse de ella, ya que escribe todos los días, como una “especie de salchichas hervidas” me han tratado de un poco trastornada,anonimos personajes, y de mi gramática,que deje porque me aburre, y hoy hay una secuela de “envidia” por parte de quien pasa,y lee la publicación del libro…que medocres que son, me quedo con ustedes,mis lejanos comentaristas, que con esta sarta de cierta crueldad, en el jolgorio, o en los comentarios…bien han pasado 3 años ya!mucho no?
    un abrazo a vos mi viejo amigo seguidor!
    lidia-la escriba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: